miércoles, 28 de octubre de 2009

Habito de lectura en los jóvenes


Karen Liliana Pérez Socarrás

Son pocos los jóvenes que distribuyen su tiempo y abren espacios dedicados a la lectura, algunos leen por una obligación impuesta o simplemente por que no sienten la necesidad de hacerlo, por lo tanto se incrementa el número de jóvenes, adolescentes que no han sentido el placer de leer un buen libro que esté dentro del gusto personal.

Se puede hablar de causas alternas en la vida de los jóvenes que los apartan de agarrar un libro y sentarse por lo menos una hora diaria a deleitarse y viajar hacia lugares fantásticos y maravillosos por medio de la lectura, por el contrario dedican sus tiempos libres a navegar en la Internet, ver la tele, escuchar música, charlar con sus amigos, entre otras actividades rutinarias; malgastando su tiempo y que no enriquecen su parte cognitiva.

Algunas de las razones que justifican la falta de hábito en la lectura es la educación recibida en casa, si papá y mamá no lee difícilmente va a leer el joven, creando un circulo vicioso entre ocio, ocio y más ocio, también el sistema educativo en las escuelas e instituciones pues está encaminada a la proporción de conocimiento y no a la intervención de ellos para adquirirlos.

Los datos sobre hábitos de lectura revelan que el principal reto en el fomento de la lectura no es familiarizar a los niños con los libros, sino evitar que se alejen de ellos al acercarse a la adolescencia.

Está comprobado que los libros pierden su atractivo inicial a medida que los contenidos narrativos ceden terreno a las materias de estudio y a los textos más especializados. Una encuesta del Instituto Nacional de Calidad y Evaluación (INCE), realizada hace dos años entre 11.000 alumnos del último año de la educación primaria (12 años), muestra que al 76% de los estudiantes les gusta 'mucho' o 'bastante' leer, mientras que sólo el 3% afirma que no le gusta 'nada' leer.

Aunque es más atractivo para los jóvenes leer un libro de su preferencia temática es más opcional para él tener en su dormitorio un libro de aventuras, de terror, de ciencia ficción, de superación personal. Por el contrario se ven fatigados y apáticos frente aquellos con contenidos más rigurosos como lo es la prensa, libros de historia, etc.

Es de suma importancia crear espacios en los colegios, en casa donde se incentive al joven a adoptar en su ritmo de vida el hábito hacia la lectura, motivándolos a concienciarse sobre la importancia y necesidad que tiene está en el ámbito social pero sobre todo intelectual del ser humano para el desarrollo integro del mismo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

About Me

Mi foto
Estudiante de Comunicación social de la Universidad Francisco de Paula Santander Ocaña.Este es un espacio de desarrollo intelectual donde pueden debatir sobre temas relacionados con las tecnologías de la información expresando libremente tu punto de vista.